BSM

El Big Data de hoy es el Small Data de mañana

"Primera historia creada en Bubblr, uno de los pimpampum flickr toys"

Debía ser el año 2005, hace ya casi 10 años mientras trabajaba en la UPF cuando se acercó a mi mesa Josep Maria Ganyet y estuvimos conversando, como hacíamos de vez en cuando, sobre las novedades en el mundo de Internet.

Aquel día recuerdo que hablamos sobre la web de Flickr. Visto con perspectiva Flickr fué la primera gran red social, una precursora de muchas otras populares hoy en dia como Facebook, Twitter, Instagram,etc.

Efectivamente en Flickr ya existían muchos conceptos que después han copiado las redes sociales "actuales". El concepto de perfil, de seguir y ser seguido, las etiquetas (hashtags),etc.

Pero sobretodo lo que me llamó la atención personalmente en aquel momento fué su API. El API de Flickr permitía (y todavía permite por supuesto) acceder a millones de fotografías perfectamente etiquetadas y organizadas. Es la puerta abierta a todo el contenido, a todos los datos que constituyen Flickr.

Aquello me pareció fascinante, vi que había un mundo infinito de posibilidades. Los millones de fotos que los usuarios de Flickr estaban subiendo estaban disponibles por "cualquier"  persona para cualquier cosa. No sólo las fotos, sino todos los metadatos asociados (posición geográfica, autores, etiquetas, etc)

Así es como Anna y yo empezamos a hacer algunos experimentos con esta API que después se convirtieron en nuestros Flickr Toys

En aquella época se dió la explosión de lo que se denominó la Web 2.0.Sobre Todo debido a la expansión de los blogs personales,  pero también a servicios como Flickr, Delicious, Youtube y otros.

La web dejaba de ser una red de documentos creados por corporaciones, empresas y instituciones educativas para ser un gran repositorio de contenidos generados por los usuarios.

Desde entonces esto no ha parado de multiplicarse, y las redes sociales no han parado de crecer en volumen de información.

Se dejó de hablar de la web 2.0. para pasar a hablar de la nube (The Cloud), y después del open data y del Big data y sobre todo en una transición que nos ha llevado de lleno a los entornos móviles (smartphones y tabletas)

Durante estos años en Pimpampum hemos hecho varios proyectos trabajando con Open data y con datos de las redes sociales (especialmente Flickr, pero también con Twitter y Instagram) Los podeis ver en el apartado Lab de nuestra web

Después de los flickr toys también utilizamos otras fuentes como Twitter en rodalia.info, o incluso fuentes convencionales de datos en nuestra "agenda abierta", Oberta.cat. Donde hemos republicado también nuestra propia API api.oberta.cat

Y dentro de esta trayectoria de proyectos experimentales este año hemos creado una visualización para un concurso organizado por el BBVA. Este gran banco abrió los datos de las transacciones de sus tarjetas y con esta información desarrollamos la visualización Flux que permite ver los flujos de compras y ventas con tarjetas en los diferentes distritos de Barcelona y Madrid. Flux se puede ver online y también en la exposición Big Bang Data del CCCB

El 13 de noviembre se cierra la exposición Big Bang Data, y se traslada a Madrid. Durante estos meses, a parte de la exposición, se ha podido disfrutar de numerosos talleres y charlas sobre el tema.

Recomiendo que vayais a verla si todavía no lo habéis hecho.

A parte de  hacernos reflexionar sobre el mundo de datos donde vivimos de una manera muy visual y didáctica, uno de los temas principales en los cuales insiste la exposición son las grandes infraestructuras de lo que llamamos la nube, y que no tienen nada de inmaterial, son grandes centros de computación que consumen cantidades de recursos y energía, y que por tanto son también muy contaminantes. A medida que la nube de datos se hace más grande también crece el número y dimensión de estos centros.

Y mientras, las redes sociales se encargan cada día de engordar cada vez más esta nube de datos, al mismo tiempo que ya estamos viviendo otro cambio; el que nos llevará al Internet de las cosas (IOT / Internet of things).

Cuando esto ocurra los objetos serán masivamente creadores de datos y el crecimiento de la nube será todavía más grande.

Pero todo esto será fantástico si no se queda en una moda como muchas otras y se consigue mejorar la calidad de vida de los habitantes del mundo, y el medio ambiente. Sinó es así habrá sido un fracaso.


Volveremos a hablar dentro de 10 años para saber que ha ocurrido. Cómo dijo Alan Kay, un pionero de las interficies gráficas y la programación orientada a objetos, "La mejor forma de predecir el futuro es inventarlo"