BSM

Se encuentra usted aquí

Suicidio

Suicidio pone en escena un automóvil (Zastava 850) que se encuentra al interior de una vitrina herméticamente cerrada.

El acelerador del coche esta conectado, en tiempo-real, a un servicio que indica la fluctuación del valor del petróleo en los mercados internacionales. La fluctuación de estos valores es traducida en variaciones de aceleración del motor. Valores al alza en los precios del barril se traducirán en una mayor aceleración del motor, inversamente, valores a la baja se traducirán en una desaceleración del motor.


El oxígeno presente al interior de la vitrina será reemplazado por las emisiones de gases carbónicos producidos por de la combustión interna del motor. Según el comportamiento del mercado del petróleo, tarde o temprano la atmósfera al
interior de la vitrina será tan pobre en oxígeno que el motor terminará por "ahogarse" producto de su propio funcionamiento.